martes, 10 de diciembre de 2013

Spoiler

♥ El Adiós ♥

Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, Ezeiza, Buenos Aires, Argentina.
18 de diciembre de 2012.
Veinte y cincuenta y cinco empezaron a llamar para embarcar.
Paula seguía atrincherada en la terminal A del aeropuerto con su vista fija en la manga, donde ya había pasado gran cantidad del pasaje que estaba abordando el Boeing 777 vuelo 954 de American Airlines con destino directo a NYC.
Su corazón estaba desbocado, le faltaba el aliento y sentía que las fuerzas se le acababan, sería la última vez que vería a su amor.
Se sentía desolada, abatida. Alex, aún estaba en el VIP de AMERICAN AIRLINES donde la mayor parte del tiempo se lo había pasado callado, viendo su teléfono, mientras esperaba que se haga la hora de subir al vuelo que lo alejaría de Paula.
Mikel intentaba animarlo y mantener una charla coherente con él, pero Alex parecía no escucharlo, solo contestaba con monosílabos o asentimientos de cabeza.
Estaban esperando que la mayor parte del pasaje abordase el avión para no tener que soportar la cola y los empujones de la gente que parecía desesperarse por subir ni bien escuchaba la llamada, aunque en realidad lo único que Alex estaba haciendo era demorar la partida.
—¿Alex, por qué no la llamas? Todavía estás a tiempo de enmendar las cosas —le habló refiriéndose a Paula.
Levantó la vista y clavó sus profundos ojos azules en su amigo, a quien le destinó una mirada que realmente asustaba. Estudió una vez más su entorno, pero no contestó ni una sola palabra, volvió la vista a su teléfono, donde una y otra vez pasaba las fotos que allí tenía de Paula y de él.
Mikel tomó una llamada, era María Pía que llamaba para despedirse y Alex escuchó promesas de verse el próximo mes cuando ella visitase a su hermano en NYC.
Alex escuchó a desgano la conversación que ellos tenían, le causaba fastidio ver que se encontraban tan entusiasmados, haciendo planes para verse tan pronto como les sea posible, y no pudo evitar sentir envidia por su amigo, que finalmente había conocido a una mujer, que parecía corresponderlo en sus sentimientos.
—María Pía te ha enviado saludos.
—Gracias.
Miró la hora en su Hublot y vio que solo faltaban quince minutos para que las puertas del avión se cerrasen, se puso de pie, tomó su bolso de mano, el que llevaría consigo en el avión, y se refirió a Mikel.
—Vamos ya es hora, o perderemos el vuelo.
—Quizá sea lo mejor, viendo la cara de traste que tienes, no creo que abordar ese avión sea lo que más te desespere.
—Dejá de decir estupideces.
Mikel sacudió su cabeza, sin poder creer que su amigo sea tan orgulloso y tan necio, para no reconocer los sentimientos que tenía por Paula.
Comenzaron a caminar para dirigirse hacia la manga, Heller que estaba en la barra tomando un jugo de frutas, cuando vio que su jefe y su amigo se pusieron de pie, hizo lo mismo y se aprestó a seguirlos.
—Vamos Heller
—Sí Señor los sigo, no se preocupe —iba tras ellos totalmente en silencio y un tanto apartado.
Ya casi no quedaba pasaje para abordar el avión, llegaron a la entrada y tras la nueva revisión del equipaje de mano, entraron a la manga que los conduciría al ingreso del vuelo.
Mikel caminaba por delante de Alex, que iba con la cabeza a gacha cargando apesadumbrado su bolso, la otra mano la mantenía en su hombro, donde llevaba su chaqueta volcada hacia atrás.
En el momento en que el trayecto de la manga cruzaba por encima de la terminal Mikel miró hacia abajo y divisó a Paula parada entre medio del gentío llorando.
Se paró de improviso frente a Alex, lo que hizo que éste también tenga que frenar su marcha.
—Mira hacia abajo, mira quien está ahí llorando —Mikel señaló con su cabeza y su mano, obligando a Alex a levantar su vista. Alex miró, y enseguida distinguió a Paula entre la multitud, ella lloraba sin parar, con verdadero sentimiento. En ese momento un nudo le invadió la garganta y quiso dar media vuelta y volver tras sus pasos, pero estaba tan enojado con ella, que el rencor y el orgullo pudieron más.
—Por favor, sigue caminando que van a cerrar las puertas si nos seguimos demorando —puso la mano sobre el hombro de su amigo, volvió la mirada hacia él y siguieron su marcha, Heller los seguía más rezagado.
Entraron en la cabina de First Class, y se acomodaron en sus asientos, que estaban ubicados en el pasillo central el 2D y 2G, no eran las mejores ubicaciones pero dado el cambio de fecha de último momento, fue lo mejor que había conseguido, mientras tanto en el lateral derecho, se ubicó Heller en el asiento 2J.
Alex inmediatamente se ajustó el cinturón, apoyó su codo en el apoya brazos y sostuvo su barbilla. Entrecerró sus ojos para finalmente tomar una bocanada de aire.
Empezó el push-back y el carreteo hacia la pista activa y comenzaron a mostrar el video de seguridad de abordo, primero en inglés y después en español. Alex permanecía inmerso en sus pensamientos, en la última visión de Paula en la terminal de Ezeiza.
—“Mierda, porque me afecta tanto haberla visto en ese estado. Hubiese querido correr a consolarla, a explicarle, pero sé que no me hubiese escuchado, es tan terca. Preciosa, algún día vas a entender que esto fue lo mejor, no merezco tu amor Paula, no soy el hombre que vos crees” —se apretó los ojos con el pulgar y el índice y así permaneció hasta que comenzó a sentir que el avión tomaba vuelo, entonces abrió los ojos y dijo para sus adentros. —"Adiós mi amor"...

5 comentarios:

  1. Ay Fabi!!, me da tanta pena este momento!, estoy ansiosa por ya poder leer el libro y saber como se arreglan estos dos cabeza dura. Un beso linda.

    ResponderEliminar
  2. Buuuuu me hace llorar esta escena estoy volviéndome loca pensando aun en cual es el gran secreto de Ojitos :(

    ResponderEliminar
  3. Que tristeza!!! De verdad que esta parte es tristisima, muero por leer la continuacion!!!! Febrero llega yaaaaaa!!

    ResponderEliminar
  4. Hay por Dioooooosssss!!!!! Hacía mucho que no me enganchaba como con esta historia!! Hace minutos terminé la primera parte y estoy ansiosa esperando la segunda!
    Fabi una genia!! Voy por la vida recomendando libros y este por supuesto estará en la lista de recomendados!
    Ame a Alex en todo momento! Y Pau me pareció super coherente (es dificil lograr eso). Te mando un beso y Congratulations!

    ResponderEliminar